Blogia
vitibici. EL VITIBLOG

La voz de Labordeta

La voz de Labordeta

Cuando uno piensa en Labordeta, en su afable conversación, en su sabiduría ancestral, aragonesa, inmanente, lo primero que se le viene a la mente es: Gracias. Descubrí a Labordeta a través de una cinta de radiocassette verde botella. Mi madre la ponía en el patio de aquella casa molinera que cada vez añoro más. Lo primero que me llegó fue aquella voz de taberna, potente y sin remilgos, capaz de llenar todos los huecos de las calles aledañas a mi casa. Y desde entonces ya nunca dejé de lado su trayectoria. Comenzó a estudiar Derecho, aunque finalmente se licenció en Filosofía y Letras. Profesor de Historia en Aragón. Escritor de versos (muy influido por su hermano, el también poeta Miguel Labordeta), de prosa (ensayos, narrativa, libros de viajes, relato breve…) presentador de aquel programa mágico y al que muchos todavía no han prestado la consideración que merece (en eso pienso ahora, que veo a Echanove e Imanol Arias remedar la costumbre del Maestro… pero Labordeta no se quedaba en la superficie, no se limitaba a ordeñar una vaca, Labordeta traspasaba la frontera de lo cotidiano, ejercía de Antropólogo y de bardo, de viajero y de truhán, Labordeta escuchaba cada historia, y luego, algunos, la hacíamos nuestra, a modo de tesoro intransferible). Pero Labordeta fue mucho más: Fundó la revista “Andalá”, marcadamente antifranquista y aragonesista en 1972 (años en que ser antifranquista y aragonesista no era políticamente correcto, ni chic, ni fácil…). Ya en política activa, es confundador del PSOE de Aragón en 1976 y, en fin, diputado del Congreso entre 2000 y 2008 desde la Chunta Aragonesista (CHA) Hablaba de su voz: José Antonio Labordeta publicó más de veinte discos. Cuando aprendí a respetar la magia de los caminos y de las montañas, Labordeta me acompañaba en cada sendero, en cada ladera, en el collado que dejaba atrás “Esta es la albada del viento, la albada del que se fue, que quiso volver un día, pero eso no pudo ser” Así, recuerdo, enseñé a Pablo a cantar sus canciones en las montañas de Zagoria, o sorprendí a más de un aragonés entonando aquellos vibrantes versos “Polvo, niebla, viento y sol, y donde hay agua una huerta, al norte los pirineos, esa tierra es Aragón” Han sido muchas las veces que he reclamado, vino en mano, que lo que hacía falta en esta Castilla miserable era un personaje tan digno como Labordeta. Hoy, que mis pasos están tan lejos de mi querida tierra, no seré tan radical: José Antonio Labordeta no es sólo necesario para un pedazo de tierra, “el abuelo” es, simplemente, uno de esos personajes que cuando nos dejan provocan un vacío irremplazable. Es como si aquellas calles vacías que Labordeta llenaba con su voz cuando uno era todavía un lebrelcillo volvieran a vaciarse hoy, 25 años después, y ya nadie tuviera los arrestos suficientes como para volver a impregnarlas de ilusión, de rabia, de esperanza. Con la pérdida de José Antonio Labordeta se ha hundido también un trocito de ingenua ilusión por creer que algunas veces la Historia puede ser distinta. Pero se fue y no se fue, que por eso es tozudo el maño. Ya lo dijo Sabina “Tres cosas en Aragón jamás cambiarán de chaqueta: Goya, Buñuel y la voz de Labordeta”

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Roberto -

Labordeta dejó una huella que tenemos la obligación de mantener viva

Rodri -

El próximo blog de Wordpress, (además la plataforma como su palabra dice, fue originariamente diseñado para periodistas) eh? que los que pasaron con chuletas el examen de capitales del mundo 8º de EGB. No te escribiran ni un comentario. Por cierto es buena idea para reunir todas la colaboraciones que hagas...ya la habras pensao.

acuerdate del mio, q esta blogia te lo pide pero no se para que??:
http://rodrigoalonsocuesta.wordpress.com/

rodri -

Labordeta era cantado,tanto en el Agüita como en Anaga.Un honor!
Viva España! Rober y a seguir demostrando a cualquier ortodoxo que es: Una, pero muy diversa, Grande pero q deberian irsele los aires de grandeza, y Libre...está por discutir.
No te aguachinches.
Abrazos amigo!

Rodri -

Muy buenas tus palabras castellano. Tienes toda la razón en todo. Eres un grande!

Raúl -

Gracias Rober.
Recuerdo como si fuese ayer la presencia de Labordeta en tantas y tantas mañanas, tardes y noches de nuestras salidas por donde quiera que fuésemos.
Desde lejos, ver las imágenes de su funeral con miles de personas despidiéndole cantando su música me llega a entender lo mucho que su voz y forma de ser llevo a tantos aragoneses en particular, y gente de gusto por lo auténtico en general.
Abrazos campeones.

Alfredo -

Muy bueno Rober, le hace justicia.
Gracias por el artículo. Y un abrazo fuerte elegante.

Daniel -

Grandes ambos. Lo conocí gracias a tí.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres