Blogia
vitibici. EL VITIBLOG

Las estaciones en tierras semipolares

El impresionante observar el rápido y fuerte cambio que se produce entre las estaciones del norte sueco. El corto, suave y verde verano donde puede llegar a hacer calor también nos deja abundantes lluvias y colores vivos e insospechados. El viaje de las aves migratorias hacía el sur marca el final del verano, durante algunas semanas el cielo esta completamente lleno de gansos, patos y otras aves que lo cruzan en vuelo rasante pegando gritos en dirección a tierras más calidas, son escenas preciosas, pero que anuncian el otoño. El rápido paso al otoño donde la hierba deja crecer y ese verde intenso del verano se hace cada vez más tenue y amarillento, así como los colores vivos de las plantas van dejando paso a colores más pardos, apagados y menos vivos. La caída de las hojas marca el ritmo de la estación. El invierno llega pronto, demasiado, pues el otoño es muy corto, cortísimo. Las primeras nevadas se dejan sentir por aquí en octubre, a finales. A eso de primeros de noviembre la nieve estará echando raices para quedarse muchos meses. Durante el frío invierno el mercurio permanecerá en la zona baja del termómetro alcanzando cotas de entre 20 y 30 bajo cero. Pero lo peor de todo no es el frío, sino la eterna oscuridad que envuelve los meses de noviembre, diciembre y enero, que hace que la vida se paralice. A uno le falta la energía para vivir. El sol solamente sale durante a penas 4 o 5 horas, pero con tal debilidad que no llega a estar más allá del horizonte, sale durante unas horas y cuando lo puedes ver por fin entero por encima del horizonte empieza a bajar. Las tinieblas ganan la batalla a la vida. El invierno sigue su curso gélido durante febrero y marzo, pero estos meses gozarán del privilegio de ver crecer los días en cuanto a luz de un modo increíble. Abril sigue siendo invierno, pero cuando acabe será la primavera. Una primavera gris y marrón, la hierba todavía esta lejos de crecer y el deshielo puede durar semanas, lo que convierte el asfalto de las ciudades en un charco gigante de agua y hielo y nieve a medio derretir de color gris oscuro por la suciedad propia del asfalto y las ciudades. En el campo es más rápido y más limpio, aunque todo esta encharcado, es la primavera, los lagos y ríos pierden su capa blanca y se desbordan varios metros por el deshielo. Mayo nos traerá todavía frío, la primavera es fría, pero la hierba vuelve a vivir y las aves vuelven a su casa veraniega, el cielo vuelve a ser durante unas semanas un espectáculo digno de admirar. Ahora es el tiempo de la luz, ya a finales de mayo la noche será algo que quedo atrás. Junio es el mes de la luz, y aunque aquí, aún por debajo del círculo polar, el sol de pone un par de horas a finales de junio, hay siempre luz, pues el sol esta justo debajo de la línea del horizonte, son momentos especiales de colores increíbles en el horizonte. Todo esto nos trae el verano, el verde intenso y los colores y vivos. Es impresionante como se pueden pasar de las más oscuras y frías tinieblas a la luz eterna y las temperaturas suaves en pocas meses. Entonces la vida vuelve a bullir con más intensidad que nunca. Todo un espectáculo, toda una lección de vida de la naturaleza y pero también una demostración de fuerza que deberíamos respetar y recordar más a menudo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Daniel -

Hummm, qué bonito! Creía por un momento que estaba observando los gansos sobre mi cabeza...y no, era mi jefe llamando a la puerta.

Gracias! Me ha gustado.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres