Blogia

vitibici. EL VITIBLOG

La voz de Labordeta

La voz de Labordeta

Cuando uno piensa en Labordeta, en su afable conversación, en su sabiduría ancestral, aragonesa, inmanente, lo primero que se le viene a la mente es: Gracias. Descubrí a Labordeta a través de una cinta de radiocassette verde botella. Mi madre la ponía en el patio de aquella casa molinera que cada vez añoro más. Lo primero que me llegó fue aquella voz de taberna, potente y sin remilgos, capaz de llenar todos los huecos de las calles aledañas a mi casa. Y desde entonces ya nunca dejé de lado su trayectoria. Comenzó a estudiar Derecho, aunque finalmente se licenció en Filosofía y Letras. Profesor de Historia en Aragón. Escritor de versos (muy influido por su hermano, el también poeta Miguel Labordeta), de prosa (ensayos, narrativa, libros de viajes, relato breve…) presentador de aquel programa mágico y al que muchos todavía no han prestado la consideración que merece (en eso pienso ahora, que veo a Echanove e Imanol Arias remedar la costumbre del Maestro… pero Labordeta no se quedaba en la superficie, no se limitaba a ordeñar una vaca, Labordeta traspasaba la frontera de lo cotidiano, ejercía de Antropólogo y de bardo, de viajero y de truhán, Labordeta escuchaba cada historia, y luego, algunos, la hacíamos nuestra, a modo de tesoro intransferible). Pero Labordeta fue mucho más: Fundó la revista “Andalá”, marcadamente antifranquista y aragonesista en 1972 (años en que ser antifranquista y aragonesista no era políticamente correcto, ni chic, ni fácil…). Ya en política activa, es confundador del PSOE de Aragón en 1976 y, en fin, diputado del Congreso entre 2000 y 2008 desde la Chunta Aragonesista (CHA) Hablaba de su voz: José Antonio Labordeta publicó más de veinte discos. Cuando aprendí a respetar la magia de los caminos y de las montañas, Labordeta me acompañaba en cada sendero, en cada ladera, en el collado que dejaba atrás “Esta es la albada del viento, la albada del que se fue, que quiso volver un día, pero eso no pudo ser” Así, recuerdo, enseñé a Pablo a cantar sus canciones en las montañas de Zagoria, o sorprendí a más de un aragonés entonando aquellos vibrantes versos “Polvo, niebla, viento y sol, y donde hay agua una huerta, al norte los pirineos, esa tierra es Aragón” Han sido muchas las veces que he reclamado, vino en mano, que lo que hacía falta en esta Castilla miserable era un personaje tan digno como Labordeta. Hoy, que mis pasos están tan lejos de mi querida tierra, no seré tan radical: José Antonio Labordeta no es sólo necesario para un pedazo de tierra, “el abuelo” es, simplemente, uno de esos personajes que cuando nos dejan provocan un vacío irremplazable. Es como si aquellas calles vacías que Labordeta llenaba con su voz cuando uno era todavía un lebrelcillo volvieran a vaciarse hoy, 25 años después, y ya nadie tuviera los arrestos suficientes como para volver a impregnarlas de ilusión, de rabia, de esperanza. Con la pérdida de José Antonio Labordeta se ha hundido también un trocito de ingenua ilusión por creer que algunas veces la Historia puede ser distinta. Pero se fue y no se fue, que por eso es tozudo el maño. Ya lo dijo Sabina “Tres cosas en Aragón jamás cambiarán de chaqueta: Goya, Buñuel y la voz de Labordeta”

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Nos deja un grande

Ha muerto José Antonio Labordeta, que aunque no fuera famoso, si era conocido y respetado por muchos. Al menos tenía todo mi respeto. Una persona integra, culta e interesante. Una persona que a través de la música, la televisión, la radio o la política mostro sus inquietudes y sus ideales, y nos mostró un poco más de esta España compleja y complicada. 

Esperando un buen artículo de Roberto, sirva este cortito como homenaje al maestro Labordeta. Todo un elegante.

RIP

De Kazajstán a Dinamarca, Alberto no vendrá a España

Ayer mismo el equipo ciclista Saxo Bank Team hacía pública en su página web el acuerdo alcanzado con Alberto Contador por el que el campeón de Pinto correrá las dos siguientes temporadas con esta formación. Al final los rumores han dado paso a la noticia. Y  es que desde la finalización del último Tour se venía especulando con que Contador cambiará de aires dejando el equipo kazajo del Astaná para correr en el danés Saxo Bank. 

Los rumores se sucedieron como digo desde que acabó el Tour. Por un lado se ha sabido hace pocos días que alguién muy cercano a Alberto, probablemente su hermano pues es éste su representante, hizo un viaje relampago de Madrid a Francia en las una de las ultimas etapas del Tour de Francia para reunirse con Bjarne Riis, director danés del Saxo Bank. Además el Astaná había dejado entrever su malestar también en los ultimos días con Alberto pues estos le habían ofrecido hace meses la renovación del contrato y éste aún no había dado una respuesta. Antes del Tour Alberto les dijo que les daría una respuesta inmediatamente después del Tour, pero esta se prolongo después de la carrera. Alberto alegó que necesitaba un poco de tiempo pues estaba muy cansado. Además hace ya un poco de tiempo que se sabía que los hermanos Schleck abandonarían la disciplina del Saxo Bank al final de la presente temporada para crear un equipo ciclista en su país, Luxemburgo, con el director ciclista Kim Andersen. Esto daba lugar a toda una rumorología que al final ha resultado ser cierta.

El nuevo equipo además contará con el patrocinio de la marca de bicicletas Specialized, marca que esta tamporada ha suministrado bicicletas al Astaná y al Saxo Bank, y que es uno de los patrocinadores personales del español. En el equipo entrará como uno de los patrocinadores principales Sungard, una marca americana de procesadores, que ya patrocina este año al Saxo Bank. Así pues el equipo probablemente se llamará Sungard Saxo Bank. Con Alberto Contador Bjarne Riis suple la marcha de sus estrellas luxemburguesas y da continuidad a un proyecto de altura en el mundo del ciclismo.

Para mí la noticia es un poco una pena. No es una pena que Alberto deje el Astaná, ya que si lo ha hecho sus motivos tendrá. Además seguramente Alberto quiere ser el líder ciclista en carrera y probablemente fuera de ella, y esto me parece que en el Astana no esta tan claro, al menos lo último. Lo digo por la gran influencia que ejerce en el equipo el kazajo Vinoukurov. No en vano es el mejor ciclista que ha tenido el kazajstán y el equipo lleva el nombre de la capital. Además Vino había repetido mucho antes del Tour que él venía a ayudar a Alberto, pero hasta que no se cobró su presa en forma de etapa no pareció ser de una gran ayuda como gregario en los momentos clave. Así pues a mí no me parece mal que Alberto se vaya del Astaná. Lo que si que me da pena es el hecho por una parte de que vaya a correr para Bjarne Riis, y por otra parte de que no venga un equipo español.

No me da buenas vibraciones el director danés. No me inspira confianza. Recuerdese el Tour de 1998, el del escándalo Festina, en el que hubo etapas en las que los corredores echaron un claro pulso a la organización del Tour y uno de los pocos que se puso del lado de la organización y no dejo claro de que lado estaba o jugaba fue el danés que en esos momentos creo era el director del Telekom alemán. Independientemente de sí los ciclistas tenían razón o no, me pareció que el danés no jugo limpio, que pareció un vendido, un mercenario. Poco después se supo, él lo confeso, que se había dopado en el Tour de 1996, año en el que él mismo consiguió la victoria en la prueba. Ni el Tour de Francia, ni la mafia que es la UCI dijeron ni hicieron nada al respecto. A otros los habrían crucificado boca abajo en algún puerto de montaña para dar ejemplo. No me da buena onda el director danés.

Además me da pena que Alberto Contador no venga a España. Aunque esto era una posibilidad muy remota, pues para fichar a Alberto hace falta un buen presupuesto, y esto es lo que falta en el ciclismo español. Yo tenía una esperanza porque la actual estructura ciclista de Jose Miguel Echavarri y Eusebio Unzué ha perdido el patrocinio de Caise d'Epargne y hay rumores que hayan podido encontrar un fuerte patrocinador español de cara a la próxima temporada. Pensaba ilusionado, y seguramente no sólo yo, que si encontraban a un patrocinador pudieran fichar a Alberto. Espero de todos modos que encuentren un patrocinador, pues las noticias después del Tour, eran que no había oficialmente equipo, y sería una gran perdida para el ciclismo que una estructura tan consolidada durante más veinte años de éxitos deje el ciclismo. Allí ha corrido Delgado, ganado Indurain cinco Tours, corrido gente como Olano, Chava Jimenez, Sastre, Chente García Acosta y ultimamente Valderde o Luis León Sánchez. 

Espero que le salgan bien las cosas a Alberto en su nuevo equipo, además como Perico suele explicar, " la vida de un ciclista es muy corta", así pues Alberto habrá buscado un equipo consolidado que le pague un buen sueldo y le garantice un proyecto deportivo como mínimo capaz de luchar por ganar las grandes vueltas. 

Suerte Alberto y sigue dando espectáculo.

Salud, vino y pedaleo.

 

Si no sabes manejar el cambio, no hagas gilipolleces en pleno puerto

Si no sabes manejar el cambio, no hagas gilipolleces en pleno puerto

Quiero expresar mi apoyo desde este blog que tiene que ver con el mundo de la bici a Alberto Contador en relación con todo la "polémica" que estamos viendo en el Tour de France. Se le esta criticando a "mansalva" desde los medios de prensa extranjeros por no haber esperado Andy Schleck cuando este tuvo un problema mecánico en la subida del puerto de Bales. En mi opinión el de Pinto no merece tales críticas. En el ciclismo de alta competición estas averias a veces son normales y si alguién decide esperar al sufridor de la mala suerte, pues bien hecho, pero lo normal es no es esperar cuando la carrera va lanzada en el último puerto de montaña de una etapa que se supone importante para el desarrollo de la carrera ciclista más importante del año.

Se habla mucho que Alberto no corre con "fair play". A mí me da la impresión de que los detractores de Contador miden el juego limpio con un doble rasero. Hagan memoria y vean los videos de las etapas que acabaron el Spa y Arenberg. En la primera de ellas hubo una caída masiva en la que Andy Schleck quedaba por detrás del peloton varios minutos, entonces la mayoría de ciclistas decidio esperar a los accidentados. Es más, Fabian Cancellara transmitio el mensaje de que la etapa se había neutralizado cuando no era verdad, consiguió su objetivo y todo el Saxo Bank entro con los mejores en el peloton. Al día siguiente en el pavé hubo caídas y averías mecánicas para dar y tomar. En una de esas caídas Alberto Contador sin verse envolucrado tuvo que echa pie a tierra y quedarse cortado del grupo de Schleck y Cancellara. Estos dos en vez de para a esperar a los accidentados tiraron hasta la línea de meta donde Alberto perdió un minuto respecto a los del Saxo Bank. Además tuvo una avería mecánica en el último kilómetro y nadie lo espero. No se abucheó ni criticó a los del Saxo Bank, pues aprovecharon las circunstancias de carrera. Aunque estuvo muy feo que Cancellara intentará neutralizar la etapa de Spa.

¿Porque debería haber Alberto esperado a Andy?, ¿deberían entrar los dos al mismo tiempo en las dos etapas y en la crono y acabar con el mismo tiempo en la general en Paris? Quizás así nadie se enfadaría. 

Caso aparte Lance Armstrong que ha declarado que Alberto debería haber esperado a Andy. Parece que él no tenga memoria de lo que ocurrió en algunos de los tours que el gano. Todo aficionado recuerda con rabia la caída de Joseba Beloki bajando un puerto con el texano, este siguió por la hierba y milagrosamente se incorporó a la carrera. No paró, siguió dando pedales y en la cuneta quedaba maltrecho su principal rival de ese tour. Y no creo que la gente recuerde con rabía la caída porque Armstrong eliminó al rival, sino porque Beloki se destrozo varios huesos. En otro de los Tours, en una caída masiva en el llano Alex Zuelle que era uno de los en teoría aspirantes a meterle mano al norteamericano se quedo cortado. Entonces el texano puso a todo el US Postal a bloque hasta la meta. Alli llego el suizo con varios minutos de retraso y eliminado de la lucha del Tour. No hubo críticas. Circunstancias de carrera. Han pasado mil veces y volverán a pasar. Es el ciclismo profesional y como digo al que no le guste que haga otra cosa.

Por otra parte al menos voces importantes del ciclismo como Laurent Jalabert y Bernard Hinault lo han dejado muy claro: hablar de polémica es absurdo en este caso, lo ocurrido es una avería mecánica en la bicicleta de Andy Schleck posiblemente porque este mismo cometio un error en su manejo. La culpa es solo suya. Si quiere que lo esperen que vaya a la marcha cicloturista de su pueblo. 

Lo peor de todo son las como digo las críticas unanimes la prensa extranjera tratando de desprestigiar al campeón español. Sobre todo las francesas que han puesto al público galo en contra de Alberto. Ahora este es silbado en podium, y lo seguirá siendo. Al menos los ciclistas profesionales y los que entienden de este deporte entienden lo que pasó y zanjan la mal llamada polémica. 

Ahora solo espero que dejen correr en paz a Alberto lo que resta, y que en la crono le meta un buena diferencia para acallar voces. 

Salud, vino y pedaleo.

Fuente foto

Favoritos para el Tour

Favoritos para el Tour

Todos los años la misma pregunta. ¿Quién puede hacerle sombra a Contador este año? Los medios de comunicación siguen apuntando a Armstrong. A mí me parece que lo hacen porque el estadounidense sigue siendo el que más vende. Y es que, por mucho poderío físico que albergue el americano, por mucha poción mágica que sus médicos le inoculen o por mucha capacidad táctica que posea su equipo, lo cierto es que tiene 38 años y que los cuerpos se arrugan y las piernas flaquean. Si hasta Contador, que tiene diez años menos, ya nos parecía menos fresco en el último ascenso al Alpe D´huez, en la Dauphine Liberee. Y se llevó la etapa!!

Lo cierto es que el de Pinto es, una vez más, el principal candidato. Y lo es por méritos propios: un grandísimo contrarrelojista y el hombre de más talento en montaña desde los tiempos de Pantani y del Chava Jiménez.

Los que crecimos con Indurain de amarillo cada siete de julio, asociamos San Fermín con los campos eliseos; pero Contador ha devuelto al ciclismo la pasión por la épica, por destrozar desniveles del 12% como el que pedalea entre las carreteras de la meseta castellana.

Nunca tuve dudas sobre Contador desde que se endosó el maillot blanco al mejor joven, hace ya unos añitos.

Pero este año hay un ciclista que me preocupa.Se llama Janez Brajkovic. Ni Cadel Evans, ni Baso, ni los Schleck.Este esloveno plantó cara a Contador en la Dauphine Liberee, aguantó sus embestidas en el mítico Alpe D´huez y terminó llevándose la general. No había oido nada sobre él antes de esta carrera, y es probable que no aguante el ritmo infernal de tres semanas que el Tour impone. Pero ahí está: Contador arrancaba fuerte, muy fuerte, y dejaba atrás al esloveno. Pero éste mantenía un ritmo constante y en unos pocos metros ya estaba a rueda del campeón español. Me recordó al pobre de Chiapucci, cuando intentaba una y otra vez desasirse de Miguelón, y el de Villaba le aguantaba con la parsimonia del que se sabe superior.  

Apuesto por Contador, claro. Pero este año, por fin, veo en Brajkovic a un rival digno en la carretera. Ya va siendo hora de que dejemos de hablar tanto sobre Armstrong, su momento se fue hace mucho tiempo.

Que no te la den con queso.

 

A quien no le gusta tomar un buen vino acompañado de un gran queso. Son dos productos que desde tiempos ancestrales han ido de la mano como buenos compañeros. Combinan a la perfección y prácticamente todos hemos disfrutado de grandes momentos alrededor de esta pareja tan entrañable.

 

Pues bien, no todas las parejas son tan perfectas como parece a primera vista.

 

La lengua, con ayuda de las papilas gustativas y de las terminaciones nerviosas conectadas a las mismas, es capaz de hacer llegar la información al cerebro de todos aquellos matices que han pasado por nuestra boca. Esto se cumple siempre y cuando algo no bloquee esta secuencia. El queso, ya sea este suave o fuerte, es capaz de colapsar las papilas gustativas, haciendo que estas, no sean capaces de realizar su función con cualquier otro producto ingerido a continuación, como por ejemplo un buen vino.

 

Esto no es un descubrimiento de última hora, bueno quizá ahora podamos darlo una explicación científica, pero ya hace muchos años que los bodegueros se percataron de este asunto enfocándolo hacia su propio beneficio.

 

Parir un buen vino no es tarea fácil ya que hay multitud de factores que condicionan esta labor. El clima puede estropear una gran cosecha, un exceso de sol repercutirá en un exceso de grado alcohólico, una gran cantidad de lluvias antes de la vendimia hará engordar la uva ofreciendo la problemática contraria, etc, etc. Por supuesto que una buena materia prima será fundamental y no digamos un gran conocimiento de la materia por parte de la persona encargada en la elaboración. Por ello el resultado final del producto siempre es una incertidumbre para el bodeguero y algo que hoy por hoy no se puede controlar, aunque muchos se empeñen en hacer ‘vino de laboratorio’. Pese a todos estos problemas el vino hay que venderlo y aquí es donde entra en juego la picaresca que va tan unida a nuestro país.

 

Antiguamente, hoy en menor medida, el vino se vendía ‘a granel’ en las bodegas y por ello el posible comprador estaba prácticamente obligado a probar el producto in situ. El bodeguero, muy hábil, daba a probar su producto acompañado de queso para de esta manera camuflar las carencias de su producto. La práctica de esta táctica para vender los vinos de peor calidad dio origen a una frase que hoy en día es conocida por todos…. ‘que no te la den con queso’.

 

Así que ya sabéis chavales, que no os la den con queso, aunque con los tiempos que corren hay que andar con mil ojos para que no sea así.

 

De cenizas y caos...

Una vez más cuando el ser humano, en especial en los países occidentales, creía haber dominado al que algunos considerarán "mostruo naturaleza", ha ocurrido lo inevitable. La madre naturaleza nos ha hecho quedar en clara evidencia con el desastre en el tráfico áereo en que han vivido cientos de miles de personas en las ultimas fechas. Cientos de miles de personas atrapadas en aeropuertos de todo el mundo y miles de ejecutivos y políticos victimas de su propia nefasta gestión y desinterés por la gente corriente desesperados ofreciendo en ocasiones miles de euros por un viaje en taxi a través de media europa. Ahogados en su propio caos.

Una simple y normal erupción volcánica ha hecho saltar todas las alarmas de las todopoderosas compañías aereas y los gobiernos de toda la "maravillosa Unión Europea", que como siempre parece más una unión de desencuentros que una verdadera unión. Y realmente me alegro de que hechos así sigan pasando y nos hagan bajar de la nube en que vivimos, y desde la que creemos controlar todo con nuestra maravillosa tecnología y nuestros satelites más modernos. En tiempos en los que con un par de aparatitos en el coche uno puede al mismo tiempo consultar la bolsa de Tokio, el tiempo que habra en las islas Orcadas, hablar con el ejecutivo de turno en New York, oir música y ver imagenes por satélite en tiempo real del glaciar más remoto del Himalaya, entre otras cosas, un simple movimiento un tanto brusco de la corteza tectónica hace a la olvidada Islandia echar fuego y humo por un costado dejando con el culo al aire a tanto todopoderoso de este ultramoderno sistema capitalista cada vez más ruin, despreciable y depredador con la madre tierra.

Pero como digo nuestro planeta no es tonto y de vez en cuando nos deja algun recado para recordarnos que somos una especie más entre las millones que la pueblan, una pequeña parte de una gota de agua en un vasto oceáno, algo prácticamente insignificante en comparación con las fuerzas naturales que rigen la vida y que si no paramos el carro y dejámos de hacer daño al planeta, este nos devolverá el golpe, pues al no respetar nuestro entorno nos estamos humillando y dandonos golpes unos a otros. Al final la tierra siempre devuelve las bofetadas.

Haríamos bien todos,  pero sobre todo los todopoderosos magnates de la banca y las multinacionales y los ruínes y avaros políticos complices de los anteriores en reflexionar y cambiar radicalmente de actitud respecto a nuestros semejantes y a nuestro entorno. Puede que algún día todo esto estalle y se vaya a tomar por el culo, espero no verlo pero espero que ocurra y se lleve a todo el mundo a formar parte de las cenizas esta vez no de un volcán pero si de un planeta, o puede que no ocurra, pero puede que el mundo futuro llegue a ser tan insoportable que hasta los que ahora se creen todopoderosos e inmensamente ricos quieran desaparecer de la faz del planeta.

NA RUA DO VIÑO PORTO

NA RUA DO VIÑO PORTO

 

Una vez más vuelve el pasado. Una vez más regresan a la mente recuerdos, emociones antiguas nunca olvidadas, tan solo guardadas en un pequeño rincón de mi propria alma. Esta vez, los recuerdos que regresan en forma de reencuentros tienen un lugar especial, en una cuidad muy preciosa, melanconica pero no triste, de los ritmos lentos, pero nunca aburridos.

 

Esta cuidad es mi tierra, como es mi tierra aquella que piso todos los dias desde que estoy en Madrid. Es mi tierra evidentemente mi querida Lecce, mi querido pueblo, mi hermoso Salento. Las tierras son de todos y de nadie al mismo tiempo. Viajar, sin duda, ayuda a abrir los orizontes de la mente. Todos debemos viajar, todos debemos conocer, explorar los infinitos lugares sin pensar que esos nos pertenecen desde siempre y para siempre. Viajar ayuda a ser más rico, y si riqueza significa ser cuidadano de infinidas plazas, calles, rincones de esa tierra; si ser rico significa compartir momentos importantes con gente venida de cualquier parte del mundo; si ser rico significa aprender todas las lenguas que existen; perderse en unas noches europeas, ojalá americanas, hablar con un sin hogar, ofrecerle tu bebida y tu sonrisa, o mejor, un poco de tu tiempo, pues, soy contento de ser un pobre vagabundo como suelen considerar los ignorantes a la gente de sentimientos infinitos.

 

En este momento me encuentro en Oporto por unas vacaciones con mis nuevos compañeros de vida (Pietro, Camila, Ruben, Ana) y me voy a reencontrar con algunos de mis amigos del “pasado” y de siempre (Joao, Bruno, Sara, Daniel). Los amigos, o mejor dicho la amistad, aquella vera con la “A” maiuscula no conoce barreras culturales, linguisticas, de color de piel, de religión. La amistad sincera, aquella  que acompaña este viaje bajo los nombres de los que ya mencioné está dispuesta a mutar, a mezclarse, a renovarse. Está hecha para no dudar y no tener miedo de expanderse, de abrirse a los demás. En este viaje, los viejos amigos y los nuevos de este “melanconico viajador” se conocen y se encuentran dentro de esta cuidad por el animo generoso y de un rostro bellissimo.

 

Oporto es la casa del rio Douro; es la casa de los puentes que juntan una orilla a la otra del mismo rio; es la casa de las gabiotas que despiertan los sentidos matutinos; es la cuna de un rico vino que se deja beber por su espontaneidad y delicadez. Oporto es la casa de las “Ruas” que suben y que bajan; es la la cuidad de las iglesias de los ladrillos azules como el mar y el cielo que las toca; es la tierra de la musica y de la arte profunda y pasional.

 

La sensación que se tiene paseando por la “Ribeira do Porto” es magica, sobretodo por la noche cuando tu mirada se pierde en las luces que se encienden y acarician el asfalto umedo por la lluvia; en esas mismas luces que se estrellan en el rio que desde arriba parece un oceano de llamas.



La cuidad de Oporto tiene pues, dos bancos, los dos al mismo tiempo juntados por seis puentes que todos los dias se dejan atravesar por gente en coche, tren, bici. De una parte a otra, pasando por la zona de las “CAVES”, espacio divino donde bodegass centenerias proponen un viaje al descubrimiento de todos los secretos del gustosisimo viño do Porto.

 

La cueva de Vasconcellas de propriedad de  la omonima familia, que produce esta riqueza desde el 1879, ospita un grupo multicultural (brasileros, italianos, chilenos, españoles) ansioso de asaborar este rafinado Porto de las varias tipologias y gradaciones. La mujer que nos entroduces dentro el “palacio real” de su majestad el Porto, nos cuenta, en su sinuoso y claro portugues, las “raices” del vino, el largo recorrido que hace desde la cepa hasta la bottella. Remarca las caracteristicas principales y reveladoras del blanco seco, del dulce, del tinto, de la reserva, del L.B.V. (Late Battled Vintage) y del delicadisimo y precioso Vintage. Distintas calidades para los mejores amantes del vino. En verdad, no hace falta ser un gran conocedor de Vino para beber Porto; es necesario simplemente acojerlo con amistad y confianza en el proprio paladar.

 

La expocición de la cueva termina con la consuetudinaria degustación, donde el grupo de amigos se siente aún más cerca, gracias a un hilo colorado de rojo que no tiene miedo de las diversidades, que promete bondad y paz a quien está dispuesto a ofrecerlas.

 

El vino no es una bebida alcolica, es más sencillamente sangre de Dios, en el sentido más profundo de la palabra. Es producto del sacrificio de la gente laboriosa, que  pacientemente sigue acuradamente, desde el nacimiento hasta la cosecha, las suertes de las viñas. Los buenos productos piden sacrificio, trabajo duro, sudor, cansancio y dolor. Todos los sabios y sabias, hombres y mujeres que nos permiten beber este esquisito vino, por lo tanto, merecen un respeto y un reconocimiento tanto grande como aquello que se merece Dios.

 

La ruta del vino es un experiencia fantastica, es una oportunidad para acercarce a la cultura de un pueblo y  de una tierra. Conocer los segretos y las genuididad de la tierra, es como conocer más en profundo el alma de la gente que de esa tierra es su hija.

 

 El viaje en busca de las raices del Porto no termina en la cuidad, sino que avanza hacia la región donde todo empieza. Es como si, todo lo que en la bodega del vino nos contaron, no nos satisfacia completamente. Por esto, animados por un espiritu de compañerismo y de aventura, mis fieles amigos y yo decidimos de seguir la ruta del vino hacia el norte de Portugal.

 

Alquilar un coche, seguramente ayuda la buena intención de no perderse ningun detalle del fabuloso panoarama rural. Viñedos vastisimos se mezclan con estupendos arboles de olivo que renden el paseo un placer para los ojos. Flores violetas, amarillas, verdes y rojas contribuyen a dar alegria a una jornada de primavera. Arboles de sabrosas naranjas atiran la atención del viajador que sin frenos se concede furtivamente a recojerlas. Vias que suben y que bajan rapidamente a lado de rio Douro dan una sensación de mareo, de miedo. Pero, es una sensación agradable ya que, caer o atropellarse en esta maxima explosión de la naturaleza significa sentir los sabores y los perfumes de lo incontaminado, de la “pobreza” y  riqueza de lo sencillo que es capaz de ofrecer reparo a los sentidos demasiado trastornados por los ruidos de la megalopoli.  

 

Después de casi unos cientoveintes kilomotros, que cruzan este escenario describido, y pasando por tranquilos pequeños pueblito,  se llega a Pinhao, en verano,uno de los lugares más turisticos de la zona del vino. Llegar a ese pueblo es como entrar en otra dimensión espacio-temporal. Todo suena a sencillez, a ternura, a fresqueza, a paz. Un residente  trabaja su jardin a lado del ferrocarril,  donde tiene  plantadas  patatas que crecen lentamente y se concede a cambair unas palabras en portugues. El silencioso tren llega en la pequeña y bellissima estación y recoje los pocos viajeros que lo esperaban. Un hostelero, viendo a un grupo de visitantes, les pregunta –delicadamente y con una vena de melanconia- si necesitan pasar la noche en su demora. Un perro solitario, nos hace compañia hasta la orilla del rio que nos ve observadores de su estupendo orizonte.

 

En esta tierra tan linda y generosa, riqusima de viñas que empiezan  a rellenar y colorar  las colinas donde crecen, los viajeros se dejan afacinar del protagonista asboluto de este paraiso: el vino do Porto. Sentados encima de un banco de piedra, con un hilo de tristeza debida a la conciencia que este maravilloso viaje portugues va a terminar, nos concedimos el ultimo trago que la botella nos regala. El sol está casi para esconderse detrás de las colinas; una breza marina sopla sobre nuestros ombros; el rio  se hace más oscuro, y la noche está casí por llegar. Es tiempo de despedirnos de esa tierra, de su  vino, de la bondad de esa gente, de la belleza de los paisajes.

 

Un dia regresaremos,  gracias Portugal.

 

Adhesión al manifiesto ciclista

A todos los vitisocios, amantes de la bicicleta y del respeto a los ciclistas, así como a los que creen que la bicicleta está claramente discriminada en nuestro país, y que todo esto se puede cambiar. Tiene que cambiar. El manifiesto ciclista es una protesta de la asociación de ciclistas profesionales ante las autoridades por el trato dado a los usuarios de la bicicleta, su desinterés por estos y el incumplimiento de compromisos con todos los que amamos la bicicleta.

La adhesión puede ayudar a lograr que los ciclistas seamos más respetados y tenidos en cuenta. Ahí dejo el link:

www.manifiestociclista.org


Salud, vino y pedaleo

Alfredo

 

Dimisión de Perico Delgado

Bueno chicos me hago eco de una noticia de nuestros compañeros de asamblea ciclista. Os dejo el link

Dimisión de Perico Delgado

El maravilloso mundo de Facerbook

Finalmente estoy en Facebook. El maravilloso invento de las redes sociales del siglo XXI. Después de varios meses de un disimulado acoso mediático por parte del propio facebook a través de su publicidad, y de intentos de diferentes amigos por hacer que entrará a formar parte de facebook, soy parte de todo este circo. Y ahora que estoy aquí veo que como todo prometía se cumplen las expectativas, ¡mi vida ha cambiado!, sí, ahora soy más feliz, ahora estoy más conectado y más en el mundo. Ahora tengo otro motivo para conectarme a internet, y sobre todo ahora para poder saber algo de mis amigos y de mi gente además de mirar mi correo electrónico, el messenger o el skype tengo que entrar en facebook y ver todas sus cosillas, fotos, perfiles y demás parafernalia. ¡Que buen invento esto de controlarnos a través de más y más confusas "redes sociales"!. Todavia no estoy en tuiter o my space o lo que sea, eso sí, esa vez si que no me pillaran. Si al facebook me he resistido, a aquello no entraré. Y es que las redes sociales se hacen en la calle o las barras del bar, no a través de una pantalla del portatil encerrado en un rincón de la habitación durante horas.
Un abrazo a todos. Salud y pedaleo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La isla encharcada

Los meteorólogos lo venían previendo desde el pasado viernes: una fuerte borrasca ocupará el archipiélago canario desde el domingo por la noche hasta el próximo martes. Ayer por la tarde lloviznaba, pero nada hacía presagiar el torrente de agua que a lo largo de todo el día está azotando a Tenerife. La calle Pasteur (mi calle), en Barrio Nuevo, parece un río de corrientes bravas. Las aguas se han hecho dueñas de la ciudad y no se atisban transeúntes, ni siquiera curiosos, contemplando la magnificencia del torrente salvaje que está inundando la Laguna. Varias calles están cortadas debido al encharcamiento de su piso, sólo la policía se encarga de mantener el orden ante este desconcierto. Los pocos coches que transitan por la carretera general circulan con una marcha acelerada y torpe. Algún periodista, cámara en mano, graba las imágenes de una ciudad colapsada por las lluvias. Las gotas repican sin cesar y, cuando parece que escampa, comienzan a caer con más fuerza y rabia que antes. La calle por la que desemboca Pasteur se ha convertido en un sumidero en el que el agua ya alcanza más de veinte centímetros de profundidad. Las pequeñas huertas se ahogan ante semejante caudal y vierten el excedente en unas cascadas improvisadas y bravas que cada vez son más turbulentas. Cataratas de agua turbia bajan deprisa por las calles de la carretera general salpicando feroces entre los bolardos que separan a transeúntes de vehículos motorizados. El tranvía ha cesado su actividad, se encuentra dormido en la parada de “museo de la ciencia” esperando órdenes que no llegan.

Los colegios han ordenado cerrar sus puertas esta mañana, lo mismo en la universidad. Hace escasas horas recibí un meil de mi profesor de filosofía política señalando que se suspendía el examen que a estas horas tenía que estar realizando.

El barranco de camino al campus de guajara, normalmente seco como la tierra del desierto, se mostraba ahora en toda su plenitud, a modo de río naciente y viril. Todas las aguas que bajan del casco viejo de la Laguna buscan desembarco entre las calles escarpadas de los barrios periféricos, como éste. El sonido del agua creciente se torna cada vez más estruendoso y hasta las ratas buscan oxígeno que les mantenga vivas. Una de ellas, exhausta y casi ahogada, respiraba bocanadas de aire justo en la puerta de mi casa. Y si las ratas piden aire es porque el agua no entiende de guaridas. Si la lluvia sigue cayendo a este ritmo, la capacidad de desagüe de las calles puede verse peligrada. Y peor tiene que ser lo que esté sucediendo en Santa Cruz de Tenerife, ubicado en la parte baja y recibidor de las aguas que rápidas buscan sumidero.

Sigue lloviendo en la Laguna. La cámara de fotos dejó de funcionarme, el agua se coló en sus hendiduras. Ahora descansa junto a una estufa eléctrica mientras espero que reviva.

La rata que buscaba aire ha caído, panza arriba, en la acera de mi casa. Pues sí. Esto también es Canarias. Y no quiero imaginar lo que un desastre real, uno de esos que hace que el agua se cuele por los corredores de las casas y comience a subir de nivel puede provocar en lugares sin defensa. Una tormenta, fuerte pero controlada, se abate sobre el archipiélago. Pero la policía toma las calles y la gente permanece abrigada al calor de estufas eléctricas. Esto es Europa y las calamidades se marcharon hace tiempo, pese a que cuando uno contempla la riada de sus veredas y pisa en torrentes de agua fuerte que le hacen tambalearse llegue a sentir un atisbo de miedo corriendo por la espalda.

Anaga, Senderos de Poesía

Anaga, Senderos de Poesía

A 30 minutos en guagua desde la estación de la Laguna comienza la ruta que a continuación voy a relatar:

 

La mañana despertó en forma de orballo (como dicen los Galegos) chirimiri o calabobos. Es extraña la sensación de recibir los primeros compases del día sin el chorro de luz que acostumbra a inundar las paredes del salón de casa. Pero, lejos de arredrarme, agarré el chubasquero y la mochila, dispuesto a seguir conociendo los pasadizos secretos que esta isla mágica ofrece al caminante despistado. La ruta se improvisó desde la carretera. Son tantos los senderos que el noreste de Tenerife ofrece que no es importante organizar la jornada. Basta con echar a andar.

Mi más que dudosa capacidad de orientación hizo que perdiéramos el rumbo en los primeros compases del pateo. Pero esto, lejos de suponer un problema, sirvió para que pudiéramos deleitarnos con una huerta magnífica rebosante de hojas de aloe vera gordito y esponjoso. Vamos, que mi compañero se agenció un par de ellas. Crecen los pimientos, los aguacates o las papayas con una exhuberancia tal que uno no tiene más remedio que detenerse e imaginarlos maduros y en una cesta de mimbre.

Una vez recuperada la linde (que dirían en mi pueblo) y con las nubes metidas, literalmente, en los bolsos de nuestros pantalones, el camino se forró de una laurisilva lujuriosa y ancestral. Las hojas se convertían en flores abiertas.

 

 

 

El monte de Anaga es un clásico rompepiernas. Un constante subibaja que tan pronto te adentra entre laureles y flores como te descubre chumberas, riscos y dragos en transiciones instantáneas. Dicen por aquí que, más que a la lluvia (que también llueve) la humedad de estos parajes se debe a que los vientos alisios ejercen una concienzuda influencia que dota de una humedad constante a  las laderas y los suelos de esta fértil tierra.

 

 

Y los pueblos de Anaga!! Sin darse uno cuenta se ha metido en Afur. Benito, un labrador septuagenario explica los pesares que la gente de estas tierras ha tenido que sufrir a lo largo de los años: décadas sin carreteras, sin caminos, echándose a la espalda sacos llenos de patatas, de batatas, de aguacates para venderlos en el pueblo vecino de Taganana, para conseguir unas paupérrimas ventas que oxigenaran la escasa economía familiar. Hoy Benito sigue adiestrando al perro presa canario. Amigo fiel del hombre. Tiene siete, aunque llegó a tener once en otros tiempos. Dice que un perro bien educado es capaz de llevar un trozo de pan en su boca a un vecino. Me lo creo cuando veo cómo le obedece su particular jauría.

 Benito nos muestra con orgullo sus bubangos y nos invita a un buen vaso de vino que él mismo ha fabricado.

  

Y seguimos caminando. Debido a que las nubes están bajas esta mañana, apenas puede contemplarse la inmensidad del paisaje de Anaga. Dejamos atrás Afur, el monte se escarpa y el olor a sal marina cada vez es más intenso. Uno casi intuye que al fondo, tras el siguiente collado, por fin podrá encontrarse con el mar.

 

 El paseo es productivo. Un alto en el camino, un trozo de queso de cabra semicurado de Fuerteventura, una mandarina y un cigarro sirven para reponer fuerzas antes de encarar la parte final hasta el pueblo vecino de Taganana. Dice Sabina en una de sus canciones que “tras las montañas estaba el mar…” pues eso.

  

El objetivo era coger la guagua en Taganana a las 18:30 horas, pero la perdimos por unos minutitos. Así que no quedó más remedio que echar un vistazo al pueblo, terminar los víveres que aún quedaban en nuesta mochila y saborear los caldos locales. Un vino clarete casero en la “Casa de picar” sirvió para entonar al cuerpo, cansado y pleno. El dueño, un tal Miguel, nos “obligó” a probar la carne de cabra, que está deliciosa. Le (nos) prometimos volver. Y volveremos.

Un poeta y escultor local, Fernando García Ramos, dejó escrito en forma de versos sus suspiros por las tierras de Anaga. Lo título Anaga Senderos de Poesía. El número XII dice así:

 

Es Taganana el telar

Donde la voz del isleño

Viene a tejer un ensueño,

Viene a vivir el cantar

 

Es Taganana el lagar

Donde el aire es ambrosía

Solamente a la folía

No ha conseguido embriagar.

 

Sobre los riscos bravíos

Canta el sol en la alborada

Y una isa entrelazada

Baila con los caseríos.

 

Del confín a las orillas

Juega el mar al escondite

De Tachero a Tamadite,

Ocultando maravillas.

 

El sentimiento naufraga

En el paisaje grandioso.

No tiene paz ni reposo

Ante los Roques de Anaga.

 

 

 

La Libertad según Castaneda

La Libertad según Castaneda

 

Hablar de Carlos Castaneda es jugársela. Y es que son muchos los puristas que detestan a este fulano. Dicen que era un falso, los unos. Afirman que era un tarado, los otros. Y los peores son aquellos que le consideran una especie de dios, un ente sobrehumano capaz de desligar su personalidad y su persona en diferentes momentos espacio-temporales.

Leer a Castaneda no es un ejercicio evolutivo que te convertirá en una persona diferente de la que comenzó la lectura. Al contrario. Castaneda no pretende conmoverte ni convencerte de algo que ni siquiera él mismo podría asegurar. Castaneda vive. Así, con mayúsculas. Se despereza del miedo a lo desconocido que todo ser humano lleva consigo (y aquí no caben distinciones culturales) y se embarca en una aventura radicalmente diferente a lo que la universidad, occidente y la antropología dogmática le ponía sobre la mesa. Cuando el personaje central de su obra, Don Juan, descubre en el joven aprendiz de antropólogo al elegido para entregar todo el conocimiento que el brujo yaqui atesora, Castaneda lo que siente, básicamente, es miedo. Aquí radica el primero y el más importante de los conocimientos que la obra del misterioso antropólogo nos enseña. El miedo a ser libre, a conocer algo desde otro prisma, sin el enfoque de lo políticamente correcto, fuera de las leyes, de los dogmas que su (nuestra) civilización le ofrecía. (En este punto resulta interesante la lectura de "El miedo a la libertad", de Erich Fromm).

Dijo Octavio Paz que Castaneda consiguió alcanzar en “las enseñanzas de Don Juan” la categoría de poeta, por esa forma de escribir que mantiene al lector con el culo pegado al asiento. Pero eso, aún siendo un maravilloso halago, es nadar, bajo mi humilde opinión, por la orilla de la piscina. Lo que Don Juan Matus ofrece al joven escritor es una nueva forma de vida. No será mejor ni peor, será distinta. Y, además, necesitará de la ayuda de alcaloides, hongos y daturas para alcanzar la nueva dimensión. Mescalito (peyote), la yerba del diablo (datura inoxia o toloache) y el humito (psilocybe mexicana) se convertirán en diferentes personajes de la obra. El advenedizo aprenderá a vivir, a convivir con ellos.

Lo que los dogmáticos no perdonan a Carlos Castaneda es su definitiva determinación por vivir. Y cuando digo vivir me refiero a tener la libertad, la capacidad y los arrestos suficientes como para mirar al mundo desde unos ojos que no son los tuyos, o que no sabías que lo eran. Y a estas alturas de la película, cuando cada uno tome lugar en la trinchera que decida vivir,  qué quieren que les diga. Mejor que te ataquen a que te ignoren, mejor que te envidien a que te enjabonen, mejor Castaneda que sus detractores.

 

Mariza, la nueva reina del fado. O gente da minha terra

 

El fado es un tipo de música folclórica originario de Portugal. Se distinguen dos “cunas” fadísticas: Coimbra y Lisboa. En la primera de las capitales, el fado se caracteriza porque sólo se interpreta por hombres. Coimbra es ciudad universitaria y su fado estudiantil es el más importante.

Lisboa, por su parte, cuenta con una importante tradición de fadistas. El concepto habitual del fado es  de una canción tranquila y sosegada, pero esto es sólo uno de los estilos dentro del género. También nos podemos encontrar con otro tipo de fado, más alegre y hasta bailable. Se ha comparado mucho al fado, tanto por su cercanía geográfica como por su origen popular, con el flamenco español. Los estudiosos difieren a la hora de emparentarlos definitivamente. Lo cierto es que las fusiones entre uno y otro estilo musical están dando buen resultado. Una de las imbricaciones entre ambas músicas más sonadas se realizó entre el cantante flamenco Miguel Poveda y la fadista que nos ocupa, Mariza, en la canción llamada “meu fado meu” http://www.youtube.com/watch?v=3uIuGYpoGt8&feature=related donde se intercalan ambos intérpretes y se aprecia con generosidad la riqueza de ambos estilos musicales. El director español Carlos Saura, en su largometraje “Fado”, encargó a ambos artistas la magnífica colaboración. El propio Saura dirigió previamente otro largometraje llamado “Flamenco” y un tercero de nombre “Tango”. En cada uno de ellos expone la belleza de estas tres músicas tradicionales. También Mariza colaboró con el cantaor flamenco José Mercé en la canción “Hay una música del pueblo” donde Mariza interpreta la canción en un magnífico castellano: http://www.youtube.com/watch?v=21fyW8IYW8M esta pieza resulta interesante para analizar la posible relación entre flamenco y fado, viene a decir que la música que emana del pueblo no importa que se llame fado o flamenco (o tango o rebético), toda ella tiene un origen común, el de la gente llana.

Con el fado también lo han intentando intérpretes españoles como Mónica Molina (hija del también flamenco Antonio Molina) http://www.youtube.com/watch?v=9wnAyOR_PgI

Fadistas de renombre hay muchos, desde Madre Deus hasta Carlos do Carme. Es reconocida, sin embargo, la fallecida Amalia Rodrigues como “la reina del Fado” por ser la gran estrella que popularizó e internacionalizó este estilo musical más allá de las fronteras portuguesas. La mejor manera de explicar lo que significa el fado la encontré en la canción interpretada por Amalia “Tudo esto e fado” http://www.youtube.com/watch?v=4tSCoJ2RDZQ

Hemos seleccionado a Mariza para analizar la canción por tratarse de la gran estrella actual del fado y porque tuve la oportunidad de escucharla en un concierto que tuvo lugar en Valladolid en el pasado año 2008. Mariza no es de origen portugués, nació en Mozambique (antigua colonia portuguesa), pero desde muy pequeña tuvo relación con la música lusitana ya que creció en el barrio lisboeta de Mouraria, uno de los sitios donde el fado es más puro. Si bien sus primeros pasos iban encaminados hacia el Soul, pronto se comenzó a hacer un lugar entre las fadistas más prometedoras. Sólo unas pequeñas notas biográficas tomadas de su página web: http://www.mariza.com/

Su primer álbum fue publicado en el año 2001 “Fado en mim” y obtuvo el cuádruple platino en Portugal. En el año 2006 grabó un directo que sirvió como posterior disco “Concerto em Lisboa”. De este directo hemos seleccionado la canción que nos ocupa.

O gente da minha terra es una alegoría del fado.  Condensa perfectamente las características del “fado triste”, ese fado tradicional, puro, lisboeta del que antes hablábamos. La pieza está dedicada a Lisboa y sus gentes, puede extenderse a Portugal e, incluso, a todos los países que tienen ligazón lusitana (sus antiguas colonias Mozambique, Angola, Brasil…)

Pero Mariza se la canta a Lisboa y nosotros tenemos la oportunidad de ver a Mariza cantar O gente da minha terra en Lisboa. Pude escuchar esta canción en Valladolid y, siendo magistral, nada tiene que ver con el sentimiento que puede apreciarse en el directo lisboeta:

http://www.youtube.com/watch?v=TeOhPR_0x8E

Mariza ejecuta una interpretación impecable. Su estética, con un vestido negro largo, muy lusitano,  su piel aceituna y el llamativo estilo en su pelo rubio y su peinado corto, provocan una presencia en el escenario espectacular.

El escenario, con la soberbia torre de Belén al fondo, sugestiona al telespectador hacia lo que Mariza está sintiendo. No se puede analizar por igual una canción interpretada en un estudio de grabación que otra cantada en directo. De la misma forma que es imposible describir lo que la música en directo llega a transmitir. Mariza se emociona durante su interpretación y no puede seguir cantando durante unos segundos. La mirada, el silencio, la voz y la presencia de la cantante lusa sirven por si mismas para comprender lo que O gente da minha terra en Lisboa significó para ella.

A continuación dejo escrita la letra de la canción:

 

É meu e vosso este fado *(Es mío y vuestro este fado)
destino que nos amarra (destino que nos une)
por mais que seja negado (por mucho que se haya negado)
às cordas de uma guitarra (las cuerdas de una guitarra)

Sempre que se ouve um gemido (siempre que se oye un lamento)
duma guitarra a cantar (de una guitarra al cantar)
fica-se logo perdido (algo se queda perdido)
com vontade de chorar (y con ganas de llorar)

Ó genta da minha terra (Oh gente de mi tierra)
agora é que eu percebi (ahora que me doy cuenta)
esta tristeza que trago (esta tristeza que me embarga)
foi de vós que a recebi (la recibí de vosotros)

E pareceria ternura (Podría parecer ternura)
se eu me deixasse embalar (si me dejase embargar)
era maior a amargura (sería mayor la amargura)
menos triste o meu cantar (menos triste mi cantar)

Ó genta da minha terra (Oh gente de mi tierra)
agora é que eu percebi (ahora que me doy cuenta)
esta tristeza que trago (esta tristeza que me embarga)
foi de vós que a recebi (la recibí de vosotros)

*(La traducción es personal por lo que es muy probable que esté sujeta a errores)

 

 

O gente da minha terra es el paradigma del fado.  La palabra saudade probablemente no tenga traducción a otra lengua. Quizá pueda asemejarse a la morriña del lenguaje gallego (tan cercano al portugués). Saudade es tristeza en la palabra, suavidad en la voz, añoranza en la expresión. Saudade es fado. O gente da minha terra expresa todo esto mejor que ninguna otra canción, quizá la que previamente hemos nombrado, de Amalia Rodrigues, Tudo esto e fado, pueda también acercarse a lo que aquí expresamos. Pero contar con la posibilidad de visionar la canción y gozar con el directo de Mariza es mucho más cercano, más humano, es más fado.

 

"Come mejor, bebe mejor y sé feliz"

"Come mejor, bebe mejor y sé feliz"

Rescato este artículo que acabo de leer en El Norte de Castilla.

Salud!!!

José Luis Martín Ciclista octogenario

03.01.10 - 01:12 -

Desafiando a las bajas temperaturas , no es extraño ver en Portillo a José Luis, ’Pepe Mancebo’, como cariñosamente lo conocen sus vecinos, un octogenario dotado de una naturaleza privilegiada, paseando en su bici en camisa de manga corta y ataviado con su visera vaquera, mientras por sus dientes se escapa el silbido de un pasodoble o por su garganta se desgarra una copla interrumpida por un adiós cariñoso a alguna ’niña bonita’.

-¿Cuál es el secreto para no sentir el frío como los demás humanos?
-Desde crío he estado por el campo, por los pinares y por las laderas del monte, en invierno y en verano, y me da igual que haga frío o calor, que nieve, llueva o caigan chuzos, aguanto todo. He recibido golpes, fracturas y cornadas de toros a lo largo de mi vida. Me han cosido más de treinta veces y creo que me ha servido para curtirme más.
-¿Por qué lo llaman Mancebo?
-Porque mi hermano estaba estudiando veterinaria y yo que andaba por aquí con las vacas le decía: cuando yo sea mayor me voy contigo de mancebo. Y también en la escuela me gustaba mucho leer la fábula del mancebo y los cinco pájaros.
-¿Una buena receta para estar como usted de bien?
-Comer bien, beber mejor y ser feliz y luego que cada uno… haga lo que pueda. De beber, por la mañana me suelo tomar unos cinco chupitos, al mediodía el café y la copa y luego por la tarde unos nueve verdejos. De tabaco ahora nada, sólo ocho o diez puros Farias.
-¿Si el alcohol es malo para la salud?
-¡Y las mujeres!, no te digo. El alcohol seca las heridas, mata el aburrimiento y da alegría.

 

Fuente: http://www.nortecastilla.es/20100103/valladolid/come-mejor-bebe-mejor-20100103.html

Empezando el año

Empezando el año

Desde las tierras de Papa Noél quería escribir algo bonito como regalo de Navidad para desearos que el 2010 se porte bien y no nos juegue una mala pasada, pero las frías navidades que por aquí se gastan me han dejado bastante congelada la tinta. Me apetece felicitaros el año y todas esas cosas porque veo que la cúpula de vitibici se ha reunido como todas las navidades en el cuartel general de la asociación, tierras castellanas, y que esta vez no he podido estar con vosotros. Realmente me ha dado mucha pena no poder estar por allí, y es que aunque intente negar estas fechas diciendome que son como el resto del año, no puedo de dejar de sentir un poco de melancolía cuando la familia y los amigos se reunen para comer lechazo y darle al ribera. La Navidad no es mi periodo del año favorito por asi decirlo y aunque en principio creí que estar lejos de casa y de todo haría todo más llevadero, simplemente no ha sido así.

Pero la Navidad toca a su fin y todo pasa, especialmente el tiempo, que va muy deprisa, así pues empecemos el año con el pensamiento positivo y la esperanza de poder vernos pronto. Como muy tarde en tierras caribeñas en agosto.

Un abrazo a todos.

PD: La foto es de una bicicleta en un pueblecito de la zona, Lövanger.

Chucho y Buika

Concha Buika y Chucho Valdés han hecho un homenaje a Chavela Vargas. A primera vista puede parecer que un clon de bebo y cigala ha mutado para seguir recogiendo los remanentes que el lágrimas negras provocó. Pero escuchando a la buika se desvanece ese pensamiento. Es espectacular. Además de que el flamenco que canta, cuando lo canta, es digno, soberbio: una voz fuerte, muy racial pero llena de matices, de texturas y de sentimiento. Tengo ganas de verla en directo.

De momento nos conformamos con esta versión que inmortalizó la señora Chavela.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Balance

Balance

Comenzó el año entre vino y pinares. En el terreno de los valbuena, en los valles, se congregó el brazo duro de vitibici.

La vida sigue su curso, inefable. Y cada cual se dedica a mirar los nícalos que aparecen entre el mantillo. Dicen los que entienden que este año ha sido malo, pero tienen que salir. Saldrán.

Y bueno, desde diferentes lugares seguimos caminando, sacándole brillo y punta a este devenir inconexo y breve. Pasa el 2009 y seguimos preguntándonos las mismas tonterías que hace un año.

El año de la crisis se fue. Los brotes verdes que anunciaron algunos iluminados no terminan de nacer. La bicicleta, al menos la mía, duerme el sueño de los justos en una cochera cada vez más llena de recuerdos. No anunciaré deseos optimistas para el próximo año. Que cada uno, en todo caso, siga fiel a su manera de entender la vida.

Es curioso, pero en los lugares más soleados la gente se ríe mejor y con más ganas. Pero el cielo se oscurece igual, y los atardeceres castellanos no tienen parangón. Una cigüeña perezosa surca los aires del pueblo, y las nubes se tornan de un rosáceo vivo. La luna está en creciente, lo cual siempre es motivo de alegría. Significa que esto sigue dando vueltas. Y que seguirá haciéndolo cuando ya no palpite la vida. Eso, el individuo, es sólo un lugar en la memoria colectiva del ser humano.

Se cierra el año. Otro vendrá que haga bueno a este. O qué sé yo.

Salud, vino y pedaleo.

Simplemente mi playa

Simplemente mi playa

Si hay una página en la que una persona como yo debería tener vetado escribir es ésta, ya que no sé montar en bicicleta y no puedo beber alcohol (aunque el vino es mucho más que eso). Pero me voy a convertir en un "okupa" de estas líneas para hablar de mi playa, la Playa de las Alcaravaneras.

Mi playa es el lugar donde me crié, el sitio de donde mi madre tenía que sacarme tirándome de las orejas para que hiciera mis tareas.

En mi playa ahora hay contaminación porque el puerto de mi ciudad ha crecido tanto que la ha acabado asfixiando con la grasa de los barcos. El agua de mi playa brilla por las noches, y no porque la luna se refleje para acicalarse, sino porque su imagen queda distorsionada por la suciedad como si se mirara en un espejo con el cristal a punto de hacerse añicos.

A mi playa vamos los de siempre, porque aunque sea mi playa la comparto con muchísima gente a la que también le pertenece. Porque mi playa siempre recibe a sus visitantes como si los conociera de toda la vida, porque no hay cosa que le guste más que engañarme con cualquiera.

Mi playa es urbana, y se ha acostumbrado a vivir junto al tráfico de las mañanas riéndose de las prisas, porque como todos saben, las playas nunca tienen prisa.

Mi playa guarda mis huellas en su arena, guarda mi primer beso, guarda millones de sonrisas y cientos de lágrimas. Mi playa guarda mis paseos de horas de un extremo a otro acabados en un puñetazo al océano. Porque mi playa sabe que al agua yo no le duelo, porque me ha visto crecer y vivir, y porque aunque nada le apasione más que ponerme los cuernos con cualquiera, sabe perfectamente que no hay mayor placer para mí que sentirla bajo mis pies.

Yo no quiero a mi playa, la amo. Y cuando hablo con ella me responde con el sonido del mar entremezclado con algún claxón molesto y con el grito de los coches cuyos dueños se mueren de envidia al mirarla porque saben que es MI PLAYA.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres